Por: Pablo Estebala

La dieta de un deportista es muy distinta a la dieta que pueda tener la población general. Esto se debe a la importancia que tiene una buena alimentación para conseguir un rendimiento deportivo óptimo. Por muy bien que se entrene, si al cuerpo no le das la nutrición necesaria, no se tendrá la capacidad de rendir de manera adecuada.

Por ello, es muy importante tener en cuenta los siguientes 5 aspectos claves que debe tener una dieta de un deportista:

  1. Suficiente ingesta energética: Algo imprescindible para poder entrenar y competir al 100%. Si se ingiere una cantidad calórica menor a las demandas, entonces el deportista, además de perder peso, puede estar en riesgo de no tener suficiente energía disponible para responder a la demanda de entrenamientos y de competición. Por el contrario, si se ingiere más calorías de las que necesita, entonces estará aumentando su peso corporal, lo cual en determinados momentos es necesario cuando se busca el aumento de masa muscular, aunque puede dar lugar a un aumento de grasa, disminuyendo el rendimiento.
  2. Suficiente ingesta proteica: Debido al desgaste del ejercicio físico y a la composición corporal (baja en grasa y mayor en masa muscular comparado con la población general), los deportistas tienen unas necesidades proteicas mayores. La proteína ayudará a mantener, aumentar y favorecer la recuperación muscular. Para la población general se recomienda, al menos, un consumo proteico de 0,8g/Kg de peso corporal al día. En el caso de los deportistas, puede llegar a ser el doble e incluso el triple en casos concretos de mucho desgaste o de recomposición corporal (bajar el porcentaje de grasa sin comprometer la masa muscular).
Beneficios del ayuno intermitente. Pablo Estebala

3. Adecuada ingesta de hidratos de carbono: Los hidratos de carbono son el principal macronutriente utilizado en el deporte, sobre todo en los de alta intensidad. Esto se debe a que es mucho más eficiente producir energía rápida proveniente de los hidratos de carbono que de las grasas. Por tanto, a mayor intensidad, mayor demanda de hidratos de carbono. Es esencial darle la importancia que tienen en algunos deportistas, ya que a veces es incluso necesario incluir estos hidratos de alimentos que no son saludables pero que son necesarios para conseguir llegar a los requerimientos energéticos.

4. No olvidar las frutas y las verduras: Las grandes olvidadas, son muy importantes gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales, además de sustancias bioactivas, es decir, sustancias que no son esenciales como las vitaminas y minerales pero que ayudan a un correcto funcionamiento fisiológico. De esta manera, es muy importante no olvidar su consumo puesto que los deportistas también tienen necesidades de vitaminas y minerales aumentadas, las cuales, sin verduras y frutas, sería muy complicado llegar a cubrir.

5. Correcta suplementación: A pesar de que la suplementación es el último aspecto dentro de la dieta de un deportista, también son una herramienta muy buena para conseguir llevar al límite el potencial de cada deportista. Los suplementos no son mágicos pero utilizados de manera adecuada pueden dar esa diferencia entre ganar o perder. Pero no quiere decir que sean imprescindibles, sino que en ciertos contextos pueden ayudar a conseguir dar un plus en el rendimiento deportivo.

Pablo Estebala. ConCiencia Magazine

Por: Pablo Estebala

Deportista, Nutricionista y Dietista