El día del trabajo bajo fuego 

El planeta convulsionado, avanza a tientas por un tortuoso laberinto, con la esperanza de que a lo largo de los próximos meses, la pandemia del Covid 19 sea benigna con la humanidad, y hoy que es el día internacional del trabajo, elevamos nuestras oraciones para iluminar a todo el personal científico involucrado en la salvación de la humanidad. Es cierto que los avances han sido muchos y en poco tiempo, ya contamos con sofisticadas vacunas que de diferente forma intervienen en nuestras células, protegiéndolas de ser invadidas por este alienígena aterrador.

Fuego

Apenas se conoció la verdadera situación en la cual se encontraba el planeta, después del accidente de Wuhan, el mundo se llenó de espanto por la situación que ya se vivía en China, y por la magnitud del contagio. El coronavirus nos llegó desde múltiples direcciones, y todos los países comenzaron a sufrir las consecuencias de la pandemia, los hospitales no daban abasto, los médicos no sabían como proceder en estas nuevas circunstancias y el duro aprendizaje comenzó.

Narrativa

El siglo XIX vio surgir una figura todopoderosa, que muy pronto se iba a llamar El Proletariado. La historia y las mutaciones de esta nueva figura de la modernidad, alcanzó su máximo apogeo, en los escritos de Karl Marx y de Engels, quienes no solamente estudiaron las condiciones en que vivía el obrero, en las industrias textileras y las minas, sino que además, desmenuzaron el ecosistema de la economía, y del funcionamiento del capitalismo. 

Asediados

Desde el mes de febrero del 2020, se anunciaron medidas restrictivas para el callejeo o la flânerie urbana, y así mismo, se impidió a los restaurantes y bares, que abrieran sus puertas para el jolgorio necesario de la sociedad cotidiana. Las compras, también tuvieron en muchos paises, lo que se conoció como pico y cédula, indicando quienes podían salir ese día, según el último número los cuales eran determinados por las autoridades municipales. 

Lo anterior desató un despido masivo en muchas empresas, afectadas por las medidas. Los trabajadores desempleados, comenzaron a sufrir de escasez en sus hogares. Muchos gobiernos ordenaron prestamos, alivios en los pagos, con diferidos que a veces no incurrían intereses. Pero al final el cuento se acabo, y tristemente comenzaron nuevas cargas, con las reformas tributarias.    

Dia Internacional del trabajo

El trabajo comenzó a valorarse y apreciarse posteriormente a la Revolución Francesa, y pasó de ser simplemente una mano útil, a convertirse en una mano sabia, siendo La Enciclopedia, uno de los instrumentos principales, para otórgale su estatuto. El trabajo entró a la economía como ciencia, y  también a una nueva dimensión. El producto de la mano, inició un nuevo espacio, que podríamos llamar de flujos de mercancías, o en otros términos, la era del intercambio económico. La Revolución Rusa llevó a su encarnación al proletariado como clase universal, y como única para manejar los destinos del planeta.  

Narrativa 

 

Bajo Fuego

 Lastimosamente, este día internacional del trabajo, los pobres y los trabajadores del mundo, no pudieron festejar su día, tanto por la situación económica mundial, y por los paises en particular, añadiéndose aun más el golpe tan fuerte, que mayo está recibiendo por el contagio desencadenado. Una ola de muertes, tan lamentables, de nuestros hermanos indios, los cuales han tenido que ser cremados en las calles, en los solares, en los parkings y en suburbios adyacentes. La congestión ha sido tan fuerte que ahora se necesitan números de fila para poder ser atendido.

La revolución de octubre y el trabajo en el cine

Link full movie:
https://www.youtube.com/watch?v=tQ9GCi4Gjso

Link full movie:
https://www.youtube.com/watch?v=3jE4xhXlw9E&t=207s

La revolución de octubre, que llevó al asalto del Palacio de los Zares, por las fuerzas insurrectas, dirigidas por Trotsky y respaldadas por Lenin, pudieron ver por primera vez un sanitario, donde el rey y la reina se sentaban como emperadores, un «pato» (orinal portátil para la cama), y una bañera los sorprendió más que las joyas, las vestimentas o las bodegas del Zar: un ejemplo de la situación tan pobre de los trabajadores de la Gran Rusia. 

Germinal, es fruto de una obra de Emile Zola, quien la escribió a finales del siglo XIX, siguiendo la corriente estética que el mismo había impulsado: El Realismo. La pelicula homónima, se centra en las penurias de los trabajadores de las minas, de sus vidas, de sus amores, de sus penurias, y finalmente de su temprana muerte.

Jude el Oscuro, es primero que todo una obra literaria de Thomas Hardy, la cual fue posteriormente llevada al cine. Como presentamos el enlace para verla completa, solamente podemos añadir, que esta figura sombría, siempre pensando en la muerte, por la carga que tiene que soportar de su familia, viviendo de trabajos temporales en la construcción de catedrales, tiene un desenlace, que no contamos para no aumentar su tristeza.