Por: Xiomara Xibillé. Equipo ConCiencia Magazine

Cada uno es responsable de su esfera de influencia, no es ni el vecino, ni el marido ni el amigo. Cada uno conforma su propia esfera energética que va tomando diferentes colores y que constituye su propia aura.

Ser responsables de cómo estamos vibrando hoy, porque eso es lo que creará nuestra manifestación más adelante, es una tarea enorme, pero imprescindible.

Estamos transitando hacia la Quinta dimensión a través del amor incondicional y es necesario preparar el vehículo para este tránsito. 

Revisar nuestros cuerpos: no solo el físico, sino el emocional y el mental para elevarlos a la frecuencia máxima del amor, nos permitirá dar este salto cuántico hacia una nueva Conciencia.

¿Dónde está el imán? Muchos maestros hablan de la inmortal llama triple, esa fuerza centrípeta, no centrífuga, que atrae los electrones y que genera un acumulado de esas energías y de esas vibraciones, porque es en el centro de nuestro corazón donde reside el poder magnetizante.

Lo primero que aparece después de la concepción es el latido de nuestro corazón y desde ahí se forma todo el cuerpo físico. Cuando le quitamos amor al cuerpo se desintegra, se desorganiza, se enferma.

Lo que ponemos en nuestro corazón genera la esfera de influencia personal, nuestra aura, nuestra energía que influye sobre el mundo alrededor.

A veces hay personas con su corazón radiante y sentimos que su presencia transforma nuestra percepción energética. Por el contrario, hay otras personas que descargan nuestra batería. Constantemente estamos influenciando el medio ambiente en el que estamos.

 

Esfera de influencia. Editorial ConCiencia Magazine

Todas las inteligencias autoconscientes, al asumir la responsabilidad de invocar la vida y calificarla, constituyen una influencia sobre la atmósfera  general porque se convierten  en centros irradiadores de energía.

Somos responsables de esa energía que estamos irradiando, tenemos esta hermosa tarea donde quiera que vayamos,  dejando nuestra huella de luz.

¿Cómo hacerlo? Bendice la vida con tu sonrisa, emite frecuencias de gratitud, emite la luz del amor, iluminando por donde quiera que vayas como lo hacía el Maestro Jesús, que aún perdura la vibración de sus huellas.

Una vibración negativa genera un efecto contrario en tu mundo, tus relaciones, en tus manifestaciones.

Tenemos el libre albedrío sobre la inteligencia que vamos a imprimir sobre la vibración de nuestros electrones. Con cada latido del corazón, llegan electrones que esperan la orden de nuestro comando central para saber cómo y qué van a generar, qué vamos a crear con ellos: ¿perfección, belleza, buena onda, alegría? O por el contrario: agresión, rabia, mentira, irrespeto, miedo.., que contaminan nuestro medio ambiente y generan más  karma.

Los electrones se revisten con nuestra energía, por eso es necesario ocuparnos de que lo que sale de nosotros sea solo lo bueno, bello  y útil. O sea la verdadera esencia.  

La energía que viene del universo y entra en nosotros es abundante, luminosa, verdadera. Ahora la pregunta esencial es: ¿qué va a salir de ti? 

Personalmente cuando cometo actos que están en una frecuencia distinta a la del amor, utilizo la llama violeta  para disolver y transmutar eso errores conscientes o inconscientes, pero lo mejor es  hacer las cosas bien en el presente como las semillas que nos sirven para  cosechar un futuro amoroso, pacífico, abundante, sano y feliz.

Esfera de influencia. Editorial ConCiencia Magazine

Reconocer esto nos hace libres del miedo, que resta energía a nuestra frecuencia vibratoria, reconociendo que somos creadores y vivimos en el mundo individual que hemos  gestado, creado, producido o imaginado.

El miedo atrae lo temido, no te enfoques ahí, no hagas crecer lo que no quieres.

Ocúpate de fertilizar las buenas sugestiones de tu mente y crea una esfera de influencia positiva y transformadora.

“Despreocuparse de todo  y centrarse alegre y con determinación en esa poderosa Presencia única que Yo Soy, nos proporciona un continuo flujo de victorias.”

Estamos en un universo perfecto y ordenado

¡Elige hoy cómo crear y transitar este día!

 

Por: Xiomara Xibillé. Equipo ConCiencia Magazine

Ecóloga humana.
Psicoterapeuta transpersonal y energética.