Por: MariLuz Rojas Zurita

…son derechos humanos.    

Entrevista a Geraldine Gené Barrios

El acceso a agua potable es una condición fundamental para el goce de varios otros derechos humanos, como los derechos a la vida, la salud, la educación, la vivienda y el trabajo.  Y así como el agua es indispensable, también el saneamiento es un derecho primordial para la dignidad de toda persona.

“Se dice que en el mundo hay aproximadamente dos mil trecientos millones de personas que no tienen acceso al agua potable, pero hay cuatro mil ochocientos millones de personas que no tienen acceso al saneamiento y hay una gran lucha por acabar con la defecación al aire libre y que la gente tenga una manera adecuada de ir al baño” 

Geraldine Gené. ConCiencia Magazine

Géraldine Gené Barrios, abogada de profesión, actualmente es consultora internacional y directora legal de Human Rights 2 Water, la organización especializada en los derechos humanos al agua y el saneamiento desde el punto de vista jurídico.

Como directora legal, nos comenta que entre los objetivos de la institución está el usar y compartir conocimientos de expertos para integrar los derechos humanos al agua y al saneamiento en la ley y las políticas públicas, para lograr así, un acceso seguro y sostenible al agua y al saneamiento para todos, incluyendo a las personas más vulnerables y marginalizadas. 

Por ello, en esa búsqueda de soluciones a este problema están trabajando en dar apoyo a las sociedades civiles, municipalidades y a los gobiernos para que incluyan dentro de sus legislaciones o normas los principios rectores de los derechos humanos al agua y al saneamiento.

En el año 2010 fue Bolivia, el país que tuvo la iniciativa, a través de su misión en las Naciones Unidas, de solicitar que se declarara como derecho humano el acceso al agua y el saneamiento. Actualmente ya hay 30 países en el mundo que han logrado incluir estos derechos humanos en su constitución política.

Una vez que se incluye en la constitución política del país, le sigue la normativa de ley de aguas, donde se incorporan los principios de accesibilidad, la disponibilidad, la asequibilidad, la calidad y la seguridad que deben estar en la ley para ser implementada.

“Al ser un derecho humano también hay otra serie de principios transversales que son los que los rigen, tales como la no discriminación, la transparencia, el derecho a la información, la participación y la sostenibilidad. Parte de nuestro trabajo es ayudar a que esos principios de alguna manera estén incluidos en el ordenamiento jurídico del país”. 

El año 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos.

“El abastecimiento de agua por persona debe ser suficiente y continuo para el uso personal y doméstico. Estos usos incluyen de forma general el agua de beber, el saneamiento personal, el agua para realizar la colada, la preparación de alimentos, la limpieza del hogar y la higiene personal”.

 De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), son necesarios entre 50 y 100 litros de agua por persona al día para garantizar que se cubran las necesidades más básicas. En la mayoría de los países de Europa el uso medio es de 200 a 300 litros por persona y día, frente a los menos de 10 litros en muchos países en desarrollo que carecen de acceso mejorado al agua.

La abogada concluye diciendo que todos, sin ninguna discriminación, tenemos derechos al acceso físico y económico, tanto al agua como al saneamiento, sin embargo, deberíamos ser conscientes en nuestro consumo y uso, ya que el agua es un recurso escaso y hay millones de personas que todavía no tienen acceso a ella. Es importante sensibilizar a la población sobre estos conceptos, una tarea que debería comenzar desde la infancia.

Por: MariLuz Rojas Zurita.
Terapeuta Holística. Facilitadora en Constelaciones familiares.
Coaching Periodismo y ciencias de la comunicación.
mariluzrojaszurita@gmail.com · +34 659 18 26 65