Iconografía

 La iconografía de san Jorge es imponente no solo por la cantidad sino por la espacialidad de donde proceden, dada la expansión inicialmente del Imperio Romano, y luego de Europa, para llegar en la época de la mundialización a todo el planeta.

Aquí no pretendemos acaparar esa inmensidad sino señalar imágenes que corresponden a diferentes estilos artísticos y en el caso del Medioevo como imágenes de culto. 

 El mix no es solamente obligatorio sino además insuficiente pues no hay referencia de los autores ni de las fechas exactas pero para ello proporcionamos el enlace para los interesados en ese tema que desean aumentar su conocimiento sobre la imaginería de este santo tan temprano en la historia de la iglesia. 

 https://www.csantjordi.es/iconografia/?lang=es 

Leyenda 

 La historia más corriente que se difunde en la infancia de los niños es la de un dragón que exige un trueque de hombres, mujeres y ganado para no atacar la ciudad y llenarla de pestilencia con lo cual acabaría con la vida de toda la población. Cuando el sorteo le toca a la hija del rey este se lamenta y con mucha reticencia finalmente accede a su propia fatalidad. Cuando la princesa esta a punto de ser ofrendada aparece el héroe, en este caso San Jorge quien la tranquiliza y promete matar al dragón. La historia no termina como en los cuentos clásicos con una boda sino con unos preceptos que el santo le ordena al rey como recompensa.    

 Esta historia quizá proceda de las narrativas que circulaban en el siglo XV sobre los caballeros y las cruzadas que intentaron por mucho tiempo apoderarse de Jerusalén como la Ciudad Santa y como paradigma de la Cristiandad.

 En otros enlaces que tenemos en esta misma página los lectores podrán encontrar otras narrativas que se remontan al 23 de abril de 303. 

Esta narrativa de la vida de San Jorge es bastante tremebunda y se aproxima bastante a lo que se ha investigado como acontecimientos ocurridos durante el Imperio Romano y de la persecución en Palestina desatada por Cayo Aurelio Valerio Diocleciano Augusto y de los tormentos a los que sometió al caballero Jorge perteneciente al Ejercito Romano y que se negó a perseguir y matar a los cristianos

Leyenda Aurea

Se puede demostrar que en el reino franco merovingio ya se veneraba a san Jorge en el siglo VI.[cita requerida] Sin embargo, no fue hasta la Alta Edad Media, la época de las cruzadas y de la caballería, cuando se extenderá el culto en Europa.

Jorge se convirtió en el protector de los cruzados en la conquista de Jerusalén (15 de julio de 1099). Como miles Christi, es decir, ‘soldado de Cristo’, se convirtió en patrón de los caballeros y soldados, y en protector de algunas órdenes religiosas militares, como la Orden Teutónica (siglo XII) o los templarios. En los últimos siglos de la Edad Media, Jorge se convirtió en patrón de ciudades, burgos y casas nobles; también llegó a ser el primero de los 14 santos ayudadores como protector de los animales domésticos.

Hacia el siglo XII, la leyenda áurea se extendió por Europa. Santiago de la Vorágine (hacia 1230 – 13 de julio de 1298), arzobispo de Génova escribió la Legenda sanctorum, una colección de fábulas sobre distintos santos. La historia de san Jorge destacaba entre otras. El libro, por el valor que tenía a ojos de los lectores del siglo XIII, acabó conociéndose como Legenda aurea:

(https://es.wikipedia.org/wiki/San_Jorge) 

Libros

Por: Jaime Xibillé Muntaner Doctorado en Historia y Arte