S’Alcadena y Puig d’Alaró Fotografía por: Marcos Molina

Por: Vicente Segura Ybars

En las Islas Baleares existen múltiples lugares que  conforman diversos sistemas de energía,  repletos de escondrijos cargados de secretos, si es que las distintas autoridades no se han encargado de antropizar de cara al turismo o para provecho de diversas instituciones, como la eclesiástica (Puig de Randa) o la militar (Puig Major). 

Por fortuna, son muchos los que permanecen en cierta medida puros, con vida abundante, puesto que su poder es demasiado grande para ser acallado por la simple contaminación humana, entre los que se incluyen los archi-conocidos pero mal interpretados «portales» o las no tan famosas «ciudades etéreas». 

Estos enclaves, comúnmente rodeados tanto de densa historia como de espesa vegetación, muestran ya de antemano el gran poder dual que imperan en estos sacros manantiales esparcidos por toda la Tierra. A modo de repaso rápido, pueden citarse los portales de Islas Malgrats en Mallorca o Es Vedrà en Ibiza, la «ciudad etérea» de S’Espardell en Formentera, diversos enclaves del Norte de Mallorca y un largo etcétera, digno de todo un estudio de campo extensivo. 

 

Illes Malgrats

Illes Malgrats Fotografía por: Marcos Molina

Estudio del sentir y la meditación, con el que lograr una percepción más distante del «concreto» en el que se convirtió la ciencia humanista. A modo de leve introducción de esta realidad etérea que vuela entre nosotros, sobre nosotros y bajo nuestros pies, se lanzará una mirada crítica que intente aunar distintas perspectivas con las que poder conocer dicha realidad y animar al lector a buscar nuevos ámbitos naturales que puedan inspirarle en el arte de la meditación. 

Alaró Puig dAlaró y SAlcadena. ConCiencia Magazine

Alaró Puig dAlaró y SAlcadena. Fotografía por: Marcos Molina

La comarca o región central de Tramuntana, se encuentra densamente poblada de estos mágicos parajes, así como de potentes singularidades. Concretamente, en torno a los macizos de Alaró y Alcadena, así como a los grandes Picos de l’Ofre o Puig Major, se conforma una potente red energética. 

Desde tiempos remotos «Las Gemelas de Tramuntana», Puig de Alarò y Puig d’Alcadena, han inspirado a todos los mallorquines sin excepción, desde la más ingenua curiosidad, hasta la más profunda y esotérica reverencia. 

Realmente constituye un paraje de increíble Poder Natural, al cual nos hemos acostumbrado de una forma tan natural, que caemos a veces en una inercia visual al contemplar un espectáculo sorprendente que debería extasiarnos por su belleza y profundidad. 

De este modo, recordaremos el porqué de toda esta leyenda insular y así activaremos los secretos que como humanos debemos recibir a través de nuestro enlace con la Tierra.

Por: Vicente Segura Ybars

Antropólogo. Investigador de la raíces del ser humano.

Seguir leyendo