Por: Margaret Mora

Las emociones nos mueven a lo largo de la vida. Algunas las consideramos buenas, otras malas, otras inofensivas y estas consideraciones cambian según el grado de la emoción: un poco de esto es bueno, pero demasiado se vuelve perjudicial. Las emociones son como las especias que dan sabor a nuestra vida, nos gusta que estén ahí, porque incluso cuando nos hacen algo de daño, sentimos que lo vuelven todo más interesante, que sin ellas la vida sería demasiado aburrida y sin sentido.

Es curioso que en el budismo no exista un equivalente exacto a lo que conocemos como emoción. En la filosofía budista se habla de sensaciones, percepciones y formaciones mentales. Lo que nosotros llamamos emoción, es un poco una mezcla de estos tres. Es más un estado mental, pero que también experimentamos a nivel físico. La Real Academia Española define emoción como: «Alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática». 

Ahora bien, si equiparamos emociones con formaciones mentales, tendríamos emociones como el amor, la compasión, ecuanimidad, etc., que en realidad son positivas, causas de felicidad. Pero también tendríamos todo un rango de emociones conflictivas como deseo, orgullo, celos, enfado, etc. Todas éstas se pueden resumir en apego, aversión y apatía. Y aunque comúnmente tenemos cierta noción de que estas tres traen sufrimiento, solemos dejar que guíen nuestra vida cotidiana, porque no reconocemos realmente nuestros apegos y aversiones, y mucho menos las consecuencias que nos traen. Qué decir de la causa profunda que los suscita.

Si todo esto te suena familiar, te queremos invitar a un taller conjunto de Gestalt y enseñanzas budistas, donde tomaremos conciencia de cómo manejamos nuestras emociones básicas y de cómo éstas moldean nuestra vida cotidiana. Juntos exploraremos nuestros apegos y aversiones, sus consecuencias y la ignorancia que los suscita. 

h

Impartido por la psicóloga Sofía Laso y Margaret Mora.

 

Jardín del Dharma – Palma de Mallorca. Incluyendo transmisión por zoom.

 

Sábado: 12 de diciembre/2020.

9:00 a 14:00 hrs

 

Para más información:

Por: Margaret Mora

Física, estudiante de Neurociencia, Lama Budista y traductora e interprete del Tibetano.