Por: MariLuz Rojas Zurita

¿Qué es realmente la inocencia?

 En su sentido más amplio, el término inocente se utiliza para referirse a aquello o aquel que no daña ni ofende en forma alguna y que no presenta ningún tipo de malicia en su accionar. O sea, la inocencia es la falta de perversidad, ninguna mala intención o picardía. Podríamos seguir buscando más significados, pero nos vamos a quedar con esta definición.

Quiero mirar la virtud de la inocencia. Me gusta mirarla así porque la inocencia está rodeada de emociones saludables, me permite descubrir experiencias sin poner filtros, sin poner interpretaciones, sin prejuicios y sin juzgamientos. Entonces, qué mejor que sacar mi inocencia de adentro hacia afuera, destaparla y disfrutar de ella y de todas las emociones que me va a permitir sentir.

Pero como parece que para sobrevivir en este mundo hemos de ser lo contrario, está mal visto que seamos inocentes. Es más, si tenemos algo de inocencia dentro mejor no exponerla, no hacerla ver, no vaya a ser que por eso nos rechacen, no vaya a ser que seamos vistos con desprecio y que por eso nos discriminen.

La inocencia - ConCiencia Magazine

Hemos escondido tanto nuestra inocencia por miedo a estos rechazos que ha hecho que seamos nosotros los primeros en no aceptar nuestra propia inocencia, cuando deberíamos ser los primeros en validarla, en mirarla, en sentirnos orgullosos de ella, en apreciarla, en aceptarla como algo beneficioso dentro de nuestro ser.

Qué mejor que aprovechar de la inocencia ese sentido de pureza, ese valor de limpieza y de luz. Ojalá todos pudiéramos destapar todo eso que llevamos dentro para poder disfrutar, de esta manera gozar de las experiencias sin tener que ponerle telas de juicios ni interpretaciones. Estoy segura que si conectamos con esta parte prístina de nuestro ser nos llenaremos de mucha plenitud, paz, luz y amor.

Deja que tu inocencia salga, no la escondas, no pongas barreras, experimenta tus relaciones desde ella, siente orgullo de llevarla dentro de tu ser. Valora tu inocencia, mírala y acéptala como el recurso más beneficioso que llevas dentro de ti. Y así podrás relacionarte emocionalmente desde tu lado sano. 

Por: MariLuz Rojas Zurita.
Terapeuta Holística. Facilitadora en Constelaciones familiares.
Coaching Periodismo y ciencias de la comunicación.
mariluzrojaszurita@gmail.com · +34 659 18 26 65