Por: Violant Flores

Los huevos son un alimento que desde siempre ha generado controversias: que si el colesterol, que si engordan, que si solo 2 a la semana, que si solamente hay que comer la clara… En este artículo sobre los huevos no quiero hablar solamente de sus cualidades nutricionales, sino de otro tema que también está generando bastante polémica, que es la calidad del huevo por su procedencia y la forma ética o no en que se trata a las gallinas productoras de este preciado alimento.

Los huevos provienen de una sola célula, que si se fecunda da origen al embrión. El recubrimiento del huevo -cáscara- aísla al huevo del exterior y está formado por un complejo proteico bastante frágil y poroso, que permite el paso de sustancias volátiles y microorganismos capaces de contaminar el interior. Por lo tanto, no conviene lavarlos bajo el grifo, si está sucio, se recomienda limpiar con un paño.  ¡Pensar que mi abuela los lavaba con lejía!

El color de la cáscara dependerá de la raza de la gallina y ello no conlleva ninguna otra diferencia cualitativa, ni en nutrientes ni en calidad organoléptica. 

La clara está formada por un 86% de agua y proteínas de alto valor biológico, conteniendo la proporción de aminoácidos esenciales, próxima a una proteína ideal.

La yema es rica en nutrientes. Los lípidos están formados por Ácidos Grasos Saturados, Ácidos Grasos Poliinsaturados y colesterol, 40mg por 100g; es uno de los alimentos que contiene más colesterol. La yema también contiene proteínas de alto valor biológico y contiene, en pequeñas cantidades, vitaminas A, D y E, B1, B2 y Hierro. 

Cuando voy al supermercado me encuentro con varios tipos de huevos donde la mayoría tienen una foto de una gallina muy contenta correteando por el campo verde y nos ponen “gallinas camperas” o “gallinas criadas en suelo”. Pero nosotros vamos y compramos generalmente los que son más baratos, porque que sean camperas o criadas en suelo, pues no le vemos mucho la diferencia.

Clasificación de los huevos según su procedencia o crianza:

Lo interesante es saber que ponga lo que ponga en el envase, desde hace unos años  todos los huevos deben tener grabado en su cáscara un código alfanumérico. La primera de sus cifras nos indica las condiciones en que vive la gallina que ha producido el huevo:  si vive en condiciones dignas o por el contrario, si está hacinada en una jaula sin ver la luz del sol desde que nace hasta que muere.

– Código 3: Esta gallina vive en jaulas de 600 cm2 (jaula individual) y se les corta el pico para que cuando tengan estrés, no puedan picotear a las gallinas cercanas. El alambre de las jaulas les produce heridas y malformaciones en las patas. Estas gallinas seguramente no vean nunca la luz del sol y solo tengan la luz de potentes fluorescentes.

– Código 2: Esta gallina vive en naves densamente pobladas, donde pueden coexistir hasta 12 gallinas por metro cuadrado, donde muchas, en verano, mueren asfixiadas. No están en jaulas, pero la vasta densidad de animales hace que de nuevo se les corte el pico para evitar que se agredan mutuamente. Estas gallinas no salen al exterior y apenas pueden moverse.

– Código 1: Cuando el primer código es un 1, quiere decir que el huevo ha sido puesto por una gallina campera. Estas gallinas salen al exterior y pueden moverse con cierta libertad. La densidad de gallinas fuera del gallinero no puede ser superior a una por cada 4 metros cuadrados

– Código 0: Cuando el primer número es un 0, el huevo pertenece a la producción ecológica. Las gallinas tienen una libertad similar a las del código 1 y además el 80% de su alimentación debe proceder de agricultura ecológica, de manera que se les limita el uso de medicamentos y antibióticos. 

Huevos - Violant Flores

Fuente imagen: ASEPRHU

En base a esta información te invito a que te pares a pensar qué calidad de alimento quieres que tu cuerpo reciba.

Muchas veces lo que nos frena para querer lo mejor para nosotros es el precio que nos cuesta al comprarlo, pero no tenemos en cuenta el precio que podemos llegar a pagar en un futuro, dado que la ingesta de alimentos de mala calidad (los más baratos), nos llevan, sin duda, a tener enfermedades  que podríamos evitar cuidando la calidad de lo que ingerimos. 

También está, por supuesto, los que quieren ir más lejos y quieren que su alimentación no sea cómplice del maltrato animal que hay detrás de algunos de estos códigos. Tú eliges. Te invito a que te responsabilices de tu alimentación y a que escojas lo que creas que es mejor para ti desde tu conciencia.

¡Buen provecho!

Violant Flores- Nutrición Holística. ConCiencia Magazine

Por: Violant Flores 

Mallorca – Islas Baleares

Promotora en vio menjar saludable, Nutrición Holística