Por: Inma Alcina 

CARTA DEL OCÉANO A LOS NIÑOS DEL MUNDO Y A TU NIÑO INTERIOR

Querido Ser Humano

Espero haber tenido suerte en mi travesía y que tú, que recibes esta carta ahora, seas uno de los elegidos, aquellos de corazón puro y mirada abierta. He visto a muchos jugando en mis orillas y playas, en todos los rincones de la Tierra.

Soy tu amigo, el Océano.

Te escribo con la esperanza de que tú me ayudes en algo muy importante, extremadamente importante… Se trata de mi salud y también la tuya…, y la de todos los seres de nuestro bello planeta Tierra.

No hace falta que te cuente que, desde hace tiempo, ya no brillan cristalinas mis aguas, como lo hacían antaño. Muchos animales marinos se asfixian a causa de los plásticos. Y no es sólo que eso me entristezca o me dé mucha rabia. No. Es mucho más que eso.

Sé que sabes que la contaminación es un grave problema y que muchos adultos aún no comprenden las consecuencias de este terrible desastre.

Pero yo no pierdo la esperanza

Sé que puedes ayudarme, si tú estás decidido a hacerlo.

Sois vosotros, los niños y niñas del mundo, los que llegáis al corazón de los mayores.

Tengo fe absoluta en vuestra capacidad de hacerles ver, entender y sentir que la protección de la naturaleza es de vital importancia

¿Sabes por qué estoy tan seguro de vuestra capacidad? ¡Porque sois increíbles! 

Te observo cada día. Te conozco. Te llevo en mi Ser desde que naciste del vientre de tu madre. 

Yo también te acuné, envuelto en cálido líquido amniótico, antes de que tus ojos vieran la luz. 

Sé que vuestros seres queridos os aman profundamente y os desean lo mejor en la vida.

Es vuestro futuro lo que está en juego… Y el partido se juega ahora.

Confía en ti, Confiad en vosotros mismos, como yo lo hago.

Recibe un fuerte abrazo lleno de amor y esperanza y mis mejores deseos para ti y tu familia.

Gracias infinitas por escucharme…

Tu amigo, el Océano 

Inma Alcina

Mentora – Coach. 

www.inmaalcina.com