En el mes de octubre 50% de descuento en la suscripción anual. ¿A que esperas? quedan:

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

Niño herido, ConCiencia Magazine

¿ESTÁ TU NIÑO INTERIOR HERIDO? – MariLuz Rojas Zurita

Oct 16, 2020 | Despertando el Alma

Por: MariLuz Rojas Zurita

PARTE II

Continuando con el tema del niño interior, tratado en el último artículo, recordamos que éste se forma fundamentalmente a partir de las experiencias, tanto positivas como negativas, que tenemos durante los primeros años de la infancia.  Dependiendo de éstas y de cómo las interioricemos, tendremos un niño interior alegre, optimista y sensible o alguien temeroso de la vida, enfadado e irascible. 

Si hemos tenido una infancia sostenida, rodeada de protección y amor seremos adultos con un niño interior sano y sabremos recibir el amor de los demás, de lo contrario tendremos un niño o niña que constantemente estará esperando el amor y reconocimiento de los demás.

Cuando un infante ha tenido padres ausentes emocionalmente, ha vivido bajo la sobreprotección, o ha experimentado vivencias traumáticas: orfandad, abusos, maltratos, humillaciones y desprecios, será un adulto que lleve dentro de sí un «niño herido”.

Como muchos niños o niñas después de vivir estas experiencias dolorosas en sus primeros años, se convertirán en sobrevivientes y lo ocultaran de alguna manera en su interior. Posiblemente, durante muchos años no lo sientan o no lo descubran hasta que se den cuenta de que están repitiendo patrones de comportamiento que los llevan a vivir el sufrimiento.

Es ese niño herido quien ha estado buscando afuera el amor, la aprobación, la valoración, aquello que más necesitó recibir durante su infancia. Para aceptar y abrazarlo se necesita hacer un proceso personal en lo posible acompañado por un terapeuta. 

Niño herido 2, ConCiencia Magazine

Lo primero, es reconocer esa parte en nosotros para después darle protección desde nuestro yo adulto. Aproximarnos, descubrir y aceptar que hay un niño o niña con heridas del pasado. Para ello tenemos que regresar en el tiempo para descubrir cuáles han sido esos eventos negativos que aún no se ha podido superar desde el punto de vista emocional y sostenerlos en el presente para saber caminar con ellos.

Niño herido 3, ConCiencia Magazine

En segundo lugar, es importante reconciliarse con ese pasado, aceptar las experiencias vividas tales como fueron, con todo lo que nos dieron. Y en esa reconciliación es importante liberar a las personas que formaron parte de nuestra infancia, comenzando por nuestros padres biológicos. 

Y finalmente como tercer paso, el más importante en este proceso, es hacerse cargo de cuidar a esa niño o niña, desde la persona adulta que somos. Darle todo eso que le faltó: amor, cuidado, protección, reconocimiento, validación, valoración, merecimiento porque solo nosotros como adultos podemos abrazar a ese niño o niña interior carente.

Por: MariLuz Rojas Zurita

Otros Artículos de Interés …

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.