Por: Carlos Muquitay o El Mensajero de la luz

El Sabio, cuando ha hecho «camino al andar» refleja en cada uno de sus actos la Armonía, la Luz y la Ternura de la SUPRACO CIENCIA, es decir, su conexión con el Plano Sublime es absoluto. Lo ves caminar y su marcha es del Maestro. Lo ves actuar y todo en el Sabio es Bondad, Mansedumbre, Compasión, Amor y Misericordia.

Dicho de otra manera es el Bienaventurado de Mateo 5. Su Silencio iluminado por la SUPRACO CIENCIA es Su Testimonio, es Su Palabra.

El Sabio es sensato y bendice todo momento, tal y como llegue; sabe que Su más grande Escuela o Universidad es la Vida. Mientras que otros se angustian por lo que habrán de comer mañana. Él vive en el Ahora de Gratitud a Su Divinidad y al Universo.

Con facilidad el Sabio, sale de su zona de confort y Su Corazón Magnanimo, Solidario y Cooperante, se da sin reservas. He ahí el autentico Evangelio del Sabio: El Bien Común. También tú, estás llamado a realizarte plenamente viviendo tu Conciencia Despierta en el Ahora que es de Fraternidad, pues nos urge Hermanar Pueblos con nuestros Testimonios de Luz en la Praxis de la Palabra.

Habiendo pasado por la Escuela del Neuro Arte, el Sabio Mawlana le entregó su Legado a su hijo y éste, a su Pueblo.

He ahí el Nuevo Despertar del Nuevo Ser Humano.

Es este nuestro Tiempo y Lugar. Este Ahora es todo cuanto tenemos. ¡Fuera de nosotros la queja! Seamos propositivos, Seres con Determinación.

El Mensajero de la Luz les abraza Seres constructores del Nuevo Mundo. Los niños nos lo sabrán agradecer. ¡Arriba ese ánimo, soñemos en grande y hagamos cosas grandes!  ¿Ya comenzaste? Entonces prosigue, pero no en solitario, SINCRONICEMOS NUESTRAS VIDAS para trabajar en Equipo. Gracias.

Por: Carlos Muquitay o El Mensajero de la luz

Sabiduría