Por: Inma Alcina

 

Ir despacio

te abre a un espacio

en el que puedes darte cuenta

que la vida es mucho más de lo que aparenta.

Descubriendo tus entrañas, tus talentos y tus mañas.

Lo que cuentan tus legañas en una mañana huraña… ¡Es la caña!

 

Tal vez fue la calma lo que me enamoró

de esta bella y generosa tierra.

Su invitación elegante

a tomar pulso...

 

Para seguir leyendo necesitas iniciar sesión y tener una suscripción activa!