Por: Rene Alexander Uribe Marulanda

¡POR GRATITUD A LA EXISTENCIA!

En estos últimos momentos las personas se encuentran en estados de confusión, miedos, inseguridad y depresión. En algunos casos, siendo respetuoso con todas las decisiones sagradas, muchos optan por renunciar a la vida.

Pienso que es el momento de comprender algo: así como la enfermedad son manifestaciones físicas de emociones no resueltas con el tiempo, también está la muerte que es sólo un paso más a la transformación.

Miramos con pánico todo lo que va aconteciendo, los cambios y los que llegan a la tumba, como si allí todo acabara. Por el contrario, no hay nada que temer. Observa, analiza, comprende y acepta; todo es parte del proceso general de todos y para todos.

Todo está cambiando constantemente, está muriendo, se está transformando como nosotros mismos. Ésa es la única certeza.

Debemos ser conscientes de nuestro tiempo, materia limitada en este plano y dimensión.

Sólo así viviremos de una manera intensa y profunda, celebrando, agradeciendo, viviendo en armonía y respeto. Haciendo de este viaje por el planeta azul la más bonita de las experiencias, independientemente de las pruebas y aprendizajes. 

Aunque nos cueste reconocerlo, este mensaje, texto o milagro en letras llega a tus manos hoy por amor a la vida, para para que reconozcas tu valor, no dejes pasar la vida en miedos, luchas, enfermedades, preocupaciones.

Llegaste hasta aquí para ser feliz, no te vayas con las manos vacías. Siembra caridad, esperanza, alegrías, risas, juegos, vuelve a conectar con tu niño/a interior y despliega tus alas para volar.

 ¿Has analizado que nadie llora por la semilla cuando se transforma en árbol? ¿Ni por el gusano cuando resurge de crisálida a mariposa?

La vida continúa fluyendo constantemente, como una interminable sucesión de misteriosas transformaciones. Simplemente es comprender y aceptar que hacemos parte de todo este proceso existencial, desde el amor y la luz.

De todas formas, la vida y la muerte no son más que dos caras de una misma moneda. No hay ni habrá manera de irrumpir en este proceso de vida y creación; por ello no puedes dejar de vivir y disfrutar el café en la mañana, la caminata por la montaña, el canto de los bellos pájaros, ¡disfruta de las pequeñas cosas de la vida! Recuerda que tu vida no la debes dejar escapar. 

Por amor a la vida. ConCiencia Magazine

Vida y muerte.

Nacer y morir.

Es un proceso tan  natural. Deberíamos aprender a liberarlo de tanta negatividad y pre- juicios. Lo que duele es la separación de los seres amados, pero debemos tener la confianza de que un día nos reencontraremos, aceptémosla fluyendo, confiando y amando. 

El día que comprendamos que es natural, habremos trascendido las fronteras de nuestras limitaciones humanas, mentales y racionales.

Si cambiamos nuestra percepción, entonces ya no lamentaremos la partida de nuestros seres queridos. Seremos conscientes de que simplemente se adelantaron en el camino para seguir evolucionando.

Todos nuestros seres amados que trascienden, los mantenemos vivos al poder sentirlos en nuestras fibras y conservándolos en nuestra mente y corazón.

Es el tiempo de agradecer, de vivir, de comprender sin juzgar que todo está bien.

Miremos a nuestro ser interior, siendo ahora el momento de agradecer desde lo profundo de tu alma por los momentos vividos, lo superado y lo que falta por aprender y caminar.

GRATITUD INFINITA 

Aceptando las formas y maneras del aprendizaje. Pidiendo que siempre sean con amor y desde el amor para llegar a una mejor comprensión.

Y los que ya han caminado el sendero de la luz, deben seguir su marcha, ya llegará el tiempo del reencuentro.

Recuerda volar,  vivir bien tu vida y ser muy feliz.

Por: Rene Alexander Uribe Marulanda

Terapeuta de sanación física, energética y espiritual,  psico-emocional, Tarotista terapéutico, Masajista desde el cuerpo al espíritu, terapeuta con BIOmagnetismo médico, Danzante de la luna, reikista tradicional y chamanico.