Por: Javier Iriondo
Javieririondo.es

 

 

¿Y cómo lograrla de verdad?

La autodisciplina es el camino más corto para descubrir qué es la libertad interior y la conquista de uno mismo. Cuando caminamos en esa senda dejamos de aplazar las cosas para otro momento (procrastinar); cuando hacemos lo que sabemos que tenemos que hacer y lo que es mejor para nosotros -aunque nos cueste, aunque sea difícil o incluso sea doloroso- sólo entonces comenzamos a ser dueños de nuestro destino.

LA LIBERTAD A TRAVÉS DE NUESTRA CONQUISTA INTERIOR

¿QUÉ ES LA LIBERTAD INTERIOR?

Libertad interior significa ser más dueños de nuestro mundo interior, ser menos influenciables a las circunstancias del mundo exterior, tener una mayor control de nuestras reacciones y nuestras emociones, ser más fuertes y menos vulnerables ante las críticas, los fracasos, las opiniones  de los demás. Es mantener nuestra entereza, nuestra dignidad, nuestra aceptación, nuestro autorespeto y autoestima por encima de las circunstancias.

Libertad es tener dirección y sentido en nuestra vida

Algunos confunden la libertad con el libertinaje, pero libertad es una palabra que va unida a la responsabilidad, mientras que libertinaje va unido a lo contrario, a la irresponsabilidad, con hacer lo que me apetece. Pero eso no es libertad, sino debilidad, es ser víctima de las apetencias de cada momento, es la dejadez o la desidia disfrazada de seductora libertad. Una actitud así tan solo nos hace prisioneros, impidiéndonos avanzar hacia donde realmente deseamos, en vez de hacer lo que nos mejora y empodera en cada momento para avanzar hacia donde realmente deseamos.

EL VALOR DE LA LIBERTAD INTERIOR NACE DE DOS FUENTES

La disciplina te llena de fuerza interior, ahuyenta los miedos y la dejadez; aumenta la determinación y la convicción de lo que podemos hacer y lograr. Esa autodisciplina es lo que te hace ser dueño de ti mismo y de tu destino, es lo que convierte sueños en realidades. Y, sin duda, esta libertad humana nace de dos fuentes diferentes.

Encontrar un porqué lo suficientemente grande

Un sueño que nos inspira, una gran visión. No de cómo las cosas son, sino de cómo pueden llegar a ser. Nace del poder de una decisión, de un compromiso con uno mismo para pagar el precio del esfuerzo.(…)

El dolor 

La segunda fuente es el dolor. Surge del miedo, que es el mayor motivador, aunque muchos no lo entiendan así. La realidad es que el ser humano es capaz de hacer mucho más por evitar el dolor y el sufrimiento que por lograr un sueño. (…)

Tanto sea por una motivación negativa o positiva, todo ello es necesario porque te hace poderoso, te dota de una gran libertad interior que rompe con la esclavitud a la que nos someten los miedos, la apatía y las dudas.

(…)

Si en vez de responder con habilidad y con más inteligencia emocional, reaccionamos de forma compulsiva ante lo que ocurre siempre seremos víctimas de las circunstancias, permitiremos que todo lo que sucede en el exterior domine nuestro interior. Para cambiar esa situación la clave es la responsabilidad personal porque nos otorga la fuerza interior para ser dueños de nuestro destino.

LA LIBERTAD INTERIOR ES DEJAR DE TENER MIEDO A COMETER ERRORES

La madurez tiene que ver con la experiencia, con lo vivido, con el error cometido, los riesgos afrontados, las lecciones de vida aprendidas, los fracasos superados; con nuestras relaciones, las buenas y las malas decisiones, así como las vidas en las que hemos influido.

Cuando miramos atrás en nuestra vida y la observamos desde la visión de un espectador como si fuese una película, podemos tener visiones y percepciones muy variadas, porque una cosa es lo que sucede en nuestra vida y otra muy distinta es la percepción y el significado que damos a todo lo acontecido a lo largo de ella.

El poder de la fuerza de voluntad

(…) La cuestión es encontrar la fortaleza mental y la determinación; el poder emocional para romper el caparazón de las dudas que en ocasiones nos aprisionan y para sacar el guerrero que llevamos dentro, cambiar nuestra actitud y nuestra visión, sentir nuestro poder personal, nuestra integridad y libertad interior para enfrentarnos con valentía e integridad a lo que el destino nos depare.

 Ojo con las expectativas

Es curioso observar cómo dos personas pueden tener vidas similares y, sin embargo, una de ellas se siente fracasada y la otra encantada. La diferencia radica en varios aspectos. Por un lado, están las expectativas que cada una tenía, los mapas mentales de cómo se suponía que tenía que ser su vida y que la induce a inevitables comparaciones que generalmente provocan frustraciones.

Por otro, una gran parte de nuestra vida emocional no tiene tanto que ver con lo que nos sucede, sino sobre cómo reaccionamos, cómo interpretamos y cuál es el significado que damos a todo lo que nos sucede o qué aprendemos de ello. Sobre todo, en cuanto a lo que solemos considerar fracasos, errores o resultados distintos a los que esperábamos. Incluso el nombre o la “etiqueta” con la que catalogamos esa situación genera una percepción distinta.

 CADA EXPERIENCIA ES UNA NUEVA LECCIÓN DE VIDA

Algunas dejan cicatrices, otras buenos recuerdos, pero todo forma parte de nuestra historia personal. Son capítulos y recuerdos del viaje de nuestra vida que indican dónde hemos estado, pero no hacia dónde iremos ni lo que sucederá porque eso no está escrito (serendipia), ya que ese capítulo está en nuestras manos (no olvides esto si buscas realmente un cambio de vida).

No podemos cambiar el pasado, no podemos borrar los errores o el dolor causado, pero sí podemos curar las heridas y eliminar el sufrimiento. Dicho de otro modo, la libertad interior es entender que siempre podemos aprender de ello, mejorar y crecer para no cometer los mismos fallos, para no causar dolor, ni que nos duela tanto.

(…)

Así que no te fustigues por los errores, sino que aprende de ellos para no repetirlos ya que siempre podemos reconocerlos. Y ante todo recuerda que son los maestros los que tienen el poder de transformarnos en alguien mejor y dotarnos de la verdadera libertad interior.

Javier Iriondo
javieririondo.es
Emprendedor, escritor, conferenciante, formador, HNP consultant