Por: MariLuz Rojas Zurita

¿Alguna vez te has planteado la posibilidad de tener otros padres que no sean los tuyos o de tener otra familia diferente?. Si eso fuera posible, entonces tú no serías la persona que eres porque esos padres, ese contexto y ese entorno que te tocó vivir es lo que hace que seas quien eres.

En tal caso la pregunta sería: ¿Quieres ser otra persona y no la que eres actualmente? Por qué echarle la responsabilidad a tus padres o hermanos de quien puedes ser tú y de lo que quieres hacer con tu vida.

Mientras más encadenado estés en la ilusión de querer cambiar el pasado o a las personas con las que te ha tocado vivir, comenzando por tu familia de origen, más pierdes la posibilidad de experimentar tu vida. Es como si te negaras a transitar el presente por mirar aquello que no pudo ser y te quedas atrapado en el dolor. 

Lo cierto es que ahora eres tú el responsable de tu vida, de lo que quieres hacer con ella y de cómo quieres caminar, solo tú tienes la capacidad de darte permiso a transitar otros caminos diferentes, otras experiencias más gratificantes para ti.

Quizás es el momento de liberar a tus padres de aquello que no pudieron otorgarte para hacerte responsable de dártelo tú mismo. Aún estás a tiempo de brindarte aquello que ellos no pudieron, no me refiero solo a temas materiales sino a algo más importante como es lo emocional.

Lamentablemente, tus padres no pueden venir ahora y ofrecerte aquello que no pudieron donarte en la infancia, ni nadie podría hacerlo ahora mismo. La buena noticia es que tú puedes regalarte todo aquello que ellos no tuvieron la capacidad para hacer.

Solo liberando a tus padres y al pasado podrás disfrutar plenamente de lo que te ofrece este presente.  La vida es ahora y tú tienes la posibilidad de vivirla dándote lo mejor.

 

Por: MariLuz Rojas Zurita.
Terapeuta Holística. Facilitadora en Constelaciones familiares.
Coaching Periodismo y ciencias de la comunicación.
mariluzrojaszurita@gmail.com · +34 659 18 26 65