Por: Margaret Mora

¿Quién fue el Buda?

Siddharta seguía concentrado en poner fin al sufrimiento. A sus treinta y cinco años y bajo el que posteriormente sería llamado «el árbol Bodhi» (el Árbol del Despertar), absorto en una profunda meditación, llegó a ver con toda claridad la naturaleza de su propia mente y de todos los fenómenos. Se liberó de la ignorancia que le encarcelaba y alcanzó la plenitud total y duradera, la maduración última del potencial de cada ser: la Iluminación (también llamada El Despertar).

 

Al principio, pensó que nadie entendería la pura y profunda paz que había descubierto y permaneció en silencio durante siete semanas. Pero luego, fue en busca de sus cinco antiguos compañeros de meditación y les enseñó las Cuatro nobles verdades; todos las realizaron directamente y constituyeron la primera sangha (comunidad budista). 

 

Posteriormente, el Buda durante sus próximos cuarenta y cinco años recorrió a pie gran parte del norte de la India, compartiendo su sabiduría y compasión con la inmensa multitud de discípulos —monásticos y laicos, hombres y mujeres, de todas las castas— que acudían a él en busca de una solución a sus problemas y sufrimientos. 

 

Tras revolucionar las ideas limitadas de su época, enseñar extensamente el Dharma (su enseñanza), establecer a incontables seres en la felicidad y sus causas y dejando una gran comunidad de monjes y monjas, a los ochenta años entró en el paranirvana. Su cuerpo ya no seguía dando enseñanzas pero su legado seguía vivo, tan vivo que se expandió por toda Asia y ahora incluso ha llegado a prácticamente todos los confines del planeta.

Por: Margaret Mora

Física, estudiante de Neurociencia, Lama Budista y traductora e interprete del Tibetano.