Por: MariLuz Rojas Zurita

Las personas, en la búsqueda continua de nuestro bienestar, queremos estar sanos e íntegros. Sin embargo, muchas veces cuando nos sentimos mal físicamente, tenemos cualquier dolor o síntoma, buscamos rápidamente callar ese malestar acudiendo a la medicina convencional para que nos den alguna pastilla para aliviarnos, sin cuestionarnos cuál es el origen real que lo está provocando.

Los desequilibrios en la vida física, emocional o espiritual perjudican nuestra salud en general y por ende repercute en nuestro estado físico.

Somos energía, la materia es energía organizada, pero también somos seres emocionales y espirituales. Cada una de estas dimensiones afecta al todo en tanto que el todo afecta a cada parte.

Terapias holísticas, mariluz

Las terapias holísticas abordan las enfermedades como desequilibrios generales en el ser humano y en consecuencia se busca esa sanación integral considerando al individuo como una unidad del cuerpo.

La palabra holística proviene del griego “holos”, que significa «el todo».  A diferencia de la medicina convencional, que se ha especializado a lo largo de los siglos en curar de manera química y mecánica, la terapia holística va más allá, teniendo como objetivo principal lograr el equilibrio adecuado en todas las áreas de la vida: plano mental, físico, emocional y espiritual.

El terapeuta holístico acompaña a la persona a descubrir sus conflictos, buscando el origen en el que se iniciaron y para ello toma en cuenta el entorno del individuo, sus costumbres, estilo de vida, su familia, sus relaciones, etc.

Todo el acompañamiento del terapeuta holístico tiene como objetivo no solo aliviar los síntomas físicos sino llevar a la persona a que viva en un estado de armonía, en equilibrio con su estado físico y mental.

terapias holísticas, mariluz

La organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce la importancia de los beneficios de la fusión de las medicinas convencionales, tradicionales y complementarias, puesto que forman parte de nuestras sociedades desde tiempos ancestrales y están cada vez más en auge.

Asimismo, es importante decir que la eficacia de estas terapias estará inevitablemente ligada a la profesionalidad del especialista, a su experiencia y responsabilidad.

El objetivo de las terapias holísticas no es el de sustituir a la medicación o tratamientos de la medicina científica, sino actuar como método complementario de tratamientos convencionales, buscando sobre todo el autoconocimiento y la expansión de la conciencia.

Gozar de buena salud y vivir con plenitud significa estar bien física, emocional y mentalmente para ser capaz de relacionarnos satisfactoriamente con el entorno.

Por: MariLuz Rojas Zurita.
Terapeuta Holística. Facilitadora en Constelaciones familiares.
Coaching, Ciencias de la comunicación y periodismo.
mariluzrojaszurita@gmail.com · +34 659 18 26 65