Por: Ramon Rossell

Son brebajes en un cazo gastado.

Son delicadezas brillantes de una historia

que se meten entre palabras a sonar.

Es un sonido de una lengua hablada que se pronuncia con el trato,

vocablos que viven entre el amor al arte.

Damas de la tertulia,

es sonido vocálico que se articula.

Aves de paso

como sabanas abiertas, cerradas o casi cerradas,

cuando las guardo en mi cama

me arrepiento de no haber dormido más.

Pero si me dan a elegir

escojo la “O” o la “A”.

Ya sabía,

desde el paraíso de la infancia

que existían vocales, minifaldas,

libros prohibidos, comunistas y peronistas.

Cuando era más joven

ya sabía que existía Argentina.

Entre las consonantes coles

en el suelo alguna partitura del trato.

No llegaba aquel día tan grande

cuando era más joven.

Pasaba vocal y besaba la consonante

y la palabra llegaba pero la vocal se caía.

Pero si me dan a elegir

escojo la “I” o la “A”.

Por: Ramon Rossell

Escritor Inspiracional